La redefinición del DGI en la reestructuración de la función pública.

Es importante destacar la labor que las instituciones gubernamentales han procurado con el seguimiento a la continuidad en los planes a largo plazo en materia de Transformación Digital, al mismo tiempo que lidian con las presiones transformacionales y operativas adicionales que fueron aceleradas por la pandemia.

By: Claudia MedinaManager, Enterprise Solutions, Mexico

La labor de las instituciones gubernamentales


Al igual que muchas industrias los gobiernos del mundo se han enfrentado a un panorama altamente desafiante, plagado de retos y constantes cambios relacionados de forma directa con aspectos como: creciente demanda de servicios ágiles que satisfagan las necesidades de los ciudadanos, ambientes políticos de cambio y una aguda crisis de incertidumbre en materia de salud.

Sin embargo, no todo es negativo. Es importante destacar la labor que las instituciones gubernamentales han procurado con el seguimiento a la continuidad en los planes a largo plazo en materia de Transformación Digital, al mismo tiempo que lidian con las presiones transformacionales y operativas adicionales que fueron aceleradas por la pandemia. Esto ha contribuido de forma importante a la apertura de las fronteras tecnológicas, las cuales se han expandido a la exploración -y en los casos más avanzados- a la implementación de temas como inteligencia artificial (IA), automatización de procesos (RPA), Edge computing, entre otros.

Rol de los directores generales de Tecnologías de la Información (DGI)


Pero ¿qué ha cambiado en el liderazgo de este tipo de grandes proyectos transformacionales?

Justo el papel de los directores generales de Tecnologías de la Información (DGI por sus siglas en inglés) se ha convertido en un pilar clave en el futuro de las instituciones en esta época de cambio y readaptación.

Su labor

Si bien en sus inicios la función del DGI se centraba en proporcionar las herramientas y sistemas que respaldaban los aspectos y procesos operativos, es destacable la evolución y relevancia que ha adquirido al convertirse en una figura de vanguardia y uno de los principales agentes de cambio en los modelos de atención y reestructuración de la función pública en estas épocas.

El rol del DGI lo coloca en una posición de liderazgo, cuya principal responsabilidad es crear las condiciones tecnológicas necesarias para alcanzar la transformación de la organización en todos los niveles.

Capacidades esenciales


En IDC identificamos una serie de capacidades esenciales con las que debería de contar esta importante figura:

  • “Re-entrenar” en función del cambio, cuentan ya con una amplia experiencia en el desarrollo y la adquisición de nuevas habilidades para satisfacer las demandas de las cambiantes necesidades, por lo que es factible contar así con funcionarios debidamente capacitados en el uso de las nuevas tecnologías.
  • Identificar el factor de valor en las tecnologías, el uso de la tecnología está en el ADN de los futuros modelos de trabajo, pero éstas solo aportaran valor si se seleccionan, implementan y administran de forma adecuada. El expertise de los DGI en extraer valor de la tecnología es un factor estratégico y un gran diferenciador en el resultado final.
  • Identificar el valor de los sistemas y la información contenida en ellos, al ser ellos los propietarios y custodios de estos activos, su conocimiento y experiencia con los mismos serán factores clave en el avance de los ambientes digitales, la idea es crear entornos de trabajo conectados, seguros y sin fronteras.
  • Experiencia en reingeniería de procesos, es bien sabido que los DGI han liderado el cambio y la optimización de procesos y flujos de trabajo, siendo su aporte más valioso el análisis y la optimización del flujo de valor, el cual será determinante para reconceptualizar la naturaleza del trabajo y poder enfocarse así en el valor agregado para los ciudadanos.
  • Amplio conocimiento de la operación, habiendo ellos diseñado las herramientas y sistemas necesarios para las instituciones, los DGI tiene un conocimiento único y amplio de las distintas formas de trabajo, lo que les permite rediseñar desde la “base” las formas de trabajo y por ende, el entorno laboral completo.
  • Experiencia en la creación/diseño de entornos centrados en el ciudadano, al tener un conocimiento profundo de las necesidades del ciudadano, los servicios digitales ofertados deben ser transparentes, funcionales y sencillos de utilizar, al mismo tiempo que resuelven de forma eficaz las necesidades para las que fueron creados.

Plan de trabajo


Por otro lado, es importante que el DGI consideré también en su plan de trabajo todos aquellos factores que influyen de forma positiva en el proceso, por ejemplo: el siguiente “normal” generado a razón de la crisis del COVID 19; la creciente adopción de tecnologías innovadoras (como: Inteligencia Artificial, realidad virtual, analíticos avanzados, herramientas avanzadas de automatización), y la inevitable transformación de los modelos de trabajo.En el otro extremo, tampoco debe perder de vista aquellos factores de riesgo como las condiciones macroeconómicas y sociales, la crisis de confianza acerca de la vulnerabilidad tecnológica, y de forma interna, el factor humano organizacional con las capacidades y actitudes suficientes para absorber el cambio.

Finalmente, como tecnólogos e impulsores de la Transformación Digital, los DGI deben liderar los esfuerzos en pro de acelerar el ritmo de su programa de transformación, mientas sientan las bases para la incorporación de futuras iniciativas tecnológicas y el crecimiento mismo de la institución. Recordemos no perder de vista el objetivo principal que es la redefinición de las instituciones públicas a fin de consolidar un gobierno ágil, transparente y comprometido con su ciudadanía.

Contato


Dulce Enriquez

Marketing Manager