La inevitable y necesaria inclusión digital de los adultos mayores

Ahora que la comunicación es mucho más amigable y accesible para cualquier persona, esto ha provocado que los adultos mayores incrementen su interés por participar en esta nueva era, siendo la comunicación con la familia su principal motivación.

By: Alma GonzalezSenior Analyst, Consumer and Commercial Devices, Latin America

Acceso a internet de adultos mayores


La población de la tercera edad es cada vez más relevante en este mundo digital y, pese a lo que regularmente se concibe, se han empezado a adaptar a esta nueva era navegando con mayor fluidez en el mundo de la tecnología.

Sin embargo, solo un 35% de los adultos mayores de más de 60 años en México tiene acceso a internet. De acuerdo con la encuesta realizada por el INEGI en 2020, más del 50% de este sector de la población no participa activamente en las sociedades digitales. Por fortuna existe una amplia oportunidad para incrementar el uso del internet en el país.

Por otro lado, considerando que la pandemia nos ha mantenido en casa el mayor tiempo posible, el uso del internet se ha vuelto cotidiano, incluso para las personas mayores que lo comienzan a adoptar.

Ahora que la comunicación es mucho más amigable y accesible para cualquier persona, esto ha provocado que los adultos mayores incrementen su interés por participar en esta nueva era, siendo la comunicación con la familia su principal motivación, aunque también ha ayudado a facilitar sus actividades diarias, pasar momentos de ocio agradables e incluso hemos llegado al punto en el que pueden monitorear su salud.

Digitalización que no discrimina


Hoy en día, la aplicación más utilizada en las personas mayores de 60 años es WhatsApp, seguida de Facebook. Ambas son redes sociales que les permiten intercambiar imágenes y videos, además de mantenerse comunicados sin la necesidad de utilizar el lenguaje escrito, el cual para algunos puede generar mayores dificultades asociadas a la edad y a condiciones médicas.

Sin embargo, estas dos aplicaciones no son las únicas empleadas por adultos mayores. Hoy, son cada día más quienes acceden a Google o YouTube. De hecho, de acuerdo con Alexa Ranking, alrededor del 10% de los usuarios de YouTube a nivel global son personas de más de 65 años.

Por otro lado, si bien la adopción de computadoras, teléfonos inteligentes y tabletas en este grupo de edad está enfocada al entretenimiento y la comunicación (sobre todo para video llamadas), también ha generado la posibilidad de que dispositivos wearables (como relojes y pulseras inteligentes) se conviertan en herramientas que faciliten y mejoren su vida diaria y, sobre todo, su salud, ya que actualmente las aplicaciones de cuidado y salud se pueden vincular con varios dispositivos y mantener registros diarios como contadores de pasos, ritmos cardiacos, niveles de oxigenación, ubicación, etc.

Otro gran ejemplo que se ha desencadenado con la pandemia que hemos vivido a lo largo del último año es la telemedicina para controles médicos, control de medicamentos y diagnósticos remotos, considerando que son una población de riesgo que necesita de monitoreo constante.

Reducir la brecha generacional


Tanto las aplicaciones como los gadgets que tenemos actualmente pueden apoyarnos a cambiar nuestra vida y, especialmente, a mejorar la vida de la vejez. El mundo se mantiene en un constante cambio y es nuestro compromiso como sociedad reducir la brecha generacional que esto pude ocasionar, pues la tecnología trae grandes beneficios a nuestros adultos mayores. A saber:

  • Les ayuda a ser más independientes, ya que pueden acceder a la información con mayor inmediatez.
  • Se mantienen más activos y saludables física y mentalmente debido a que el aprendizaje constante estimula la actividad mental.
  • Sostienen una comunicación constante con sus familiares y amigos.

Dicho esto, podemos cuestionar e incluso destruir el paradigma de que una persona mayor no puede ser parte de una vida tecnológica.

Contato


Dulce Enriquez

Marketing Manager